¿Qué es Q-symbio?

Q-symbio es un estudio aleatorizado, doblemente ciego y controlado por placebo, iniciado en 2003 bajo la dirección del profesor asociado Svend Aage Mortensen del Hospital Universitario de Copenhague. En el estudio participaron 420 pacientes con insuficiencia cardiaca severa (Clase NYHA* III o IV) provenientes de nueve países diferentes. Los participantes fueron elegidos al azar para recibir diariamente, o bien cápsulas de gelatina blanda con Q10 en forma de ubiquinona, o bien cápsulas idénticas de placebo. A los participantes de los dos grupos se les hizo un seguimiento durante 2 años.

El objetivo del estudio fue el de investigar cuanto tiempo pasaría antes que los participantes de los dos grupos tuvieran de nuevo problemas cardiacos, en el sentido de hospitalizaciones no-previstas como consecuencia de su insuficiencia cardiaca, de infartos cardiacos fatales, de la necesidad de trasplantes de corazón o de dispositivos de asistencia mecánica (una bomba cardiaca).

El estudio controlado por placebo más grande
Si se calcula los pacientes año del estudio, el ensayo clínico Q-symbio es de hecho el estudio controlado por placebo más grande llevado a cabo en todo el mundo hasta la fecha. Este estudio y sus revolucionarios resultados también han despertado gran interés y curiosidad entre médicos y científicos de muchos países, especialmente en los EE.UU., donde Svend Aage Mortensen ha llevado a cabo varias presentaciones acerca de los resultados. La publicación de los resultados del estudio generará aún más interés por la coenzima Q10.

* La clasificación NYHA es un sistema oficial de clasificación que se emplea globalmente y que divide los pacientes con insuficiencia cardiaca en cuatro categorías individuales según la severidad de sus síntomas.

Participating countries

Los participantes en el ensayo venían de los países señalados en el mapa

“El estudio obliga a la consideración seria de la posibilidad de actualizar las recomendaciones acerca del tratamiento de los pacientes con insuficiencia cardiaca. Vaticino que los complementos de Q10 acabarán siendo un tratamiento común para este tipo de pacientes en todo el mundo.”

Médico jefe Dr. Steen Stender, Departamento de Bioquímica Clínica, Hospital de Gentofte, citado en el periódico Jyllandsposten. 19 de octubre de 2014, en respuesta al estudio Q-symbio.

¿Cuáles son los resultados de la investigación?

El estudio demostró que los pacientes en el grupo que tomaba Q10 tenían un 43 % menos de muertes por causas cardiovasculares en comparación con el grupo placebo. Solo un 15 % de los pacientes en el grupo que tomaba Q10 sufrieron eventos cardiacos adversos graves, llamados eventos MACE (por sus siglas en inglés), en comparación con un 26 % de los pacientes que tomaron el placebo, equivalente a una reducción relativa del 43 %, lo cual es un resultado estadísticamente significativo. La toma de complementos de Q10 también reduce de forma significativa el riesgo de morir por cualquier causa en un 42 % en comparación al grupo placebo. El porcentaje de hospitalizaciones no-planeadas era del 8 % en el grupo Q10 contra un 14 % en el grupo placebo, lo que también representa una diferencia estadísticamente significativa. Además, una cantidad de pacientes significativamente superior tratados con Q10 mejoraron una o más clases NYHA que en el grupo que tomó placebo (el 58 % contra el 45 %). Un paciente en el grupo Q10 pasó del NYHA IV al NYHA I durante su tratamiento. Además, en el grupo Q10 se detectó una ligera mejora de un marcador biológico de la enfermedad cardiaca llamado NT-proBNP, y el grupo de Q10 también tuvo menos efectos secundarios.

“La CoQ10 es el primer medicamento nuevo que mejora la supervivencia de la insuficiencia cardiaca y debería añadirse a la terapia estándar."

Profesor asociado Svend Aage Mortensen, líder del estudio Q-symbio.